jueves, 14 de febrero de 2019

Sedación En Pacientes Terminales


En un artículo publicado online en el British Medical Journal, miembros del Departamento de Salud Pública del Erasmus Medical Center (Rótterdam, Holanda), se proponen como objetivo estudiar la extensión de la práctica de la sedación profunda continua en pacientes cercanos a farmaciadelahorro.mx, a la muerte en el año 2005, y compararla con sus hallazgos en el año 2001.

El método seguido en el estudio ha sido el envío de un cuestionario a los médicos, en el que debían rellenar los datos respecto a las decisiones médicas que precedieron a la muerte de sus pacientes. Un 78% de los médicos respondió en el año 2005 y un 74% en el 2001.

Los datos que fueron requeridos a los médicos se referían a las características de la sedación continua profunda: el médico que asistía al paciente, tipo de paciente, fármaco sedante utilizado, duración, efecto estimado sobre el acortamiento de la vida, previa consulta o no a un servicio de cuidados paliativos. También si el paciente solicitó o no la eutanasia.

Aplicación de la sedación continua


Los resultados fueron los siguientes: la aplicación de la sedación continua profunda se ha incrementado desde un 5% de muertes en el año 2001 hasta un 7,1% en el año 2005. La mayoría de los pacientes fueron sedados por médicos generales y tenían cáncer (72%). El 61% de los pacientes que recibieron una sedación continua profunda tenían menos de 80 años.

La sedación continua profunda fue inducida con benzodiacepinas en el 83% de los casos y con morfina en el 15%. El 94% de los pacientes fueron sedados por periodos inferiores a 1 semana hasta la muerte. El 9% de los pacientes que recibieron una sedación continua de seguros de gastos médicos en general, pero su petición no fue aceptada. Sólo el 9% de los médicos generales que aplicaron la sedación continua profunda había consultado con un experto en cuidados paliativos.

Las conclusiones son las siguientes: el incremento en Holanda de la sedación continua profunda en pacientes cercanos a la muerte, y el limitado uso de la consulta a expertos en cuidados paliativos, sugiere que esta práctica está siendo cada vez más utilizada por los médicos generales.

El uso de la eutanasia ha descendido en Holanda con el creciente uso de la sedación continua profunda. Si el uso de la sedación continua profunda en pacientes cercanos a la muerte contribuye a una muerte digna es una cuestión que merece una posterior consideración.